Al principio, Steve Jobs y Steve Wozniak no sabían vender

Unos meses antes de la salida del Apple II al mercado, Steve Jobs y Steve Wozniak estaban un poco perdidos sobre cómo hacer llegar su nuevo producto al máximo número de posibles compradores. Jobs tenía 21 años y Wozniak 25 y hacía solo unos meses que ambos habían creado la empresa Apple Computer Inc. Dos chicos deambulando por Silicon Valley con componentes electrónicos bajo el brazo necesitaban ayuda, así que un día se presentaron en la agencia Regis McKenna Inc, una empresa experta en relaciones públicas y marketing.

Regis Mckenna Inc. fue una de las primeras compañías que se estableció en Silicon Valley para llevar este tipo de negocios centrándose sobre todo en empresas tecnológicas. No había mucho mercado por aquella época pero Regis Mckenna (fundador de la empresa) tuvo la gran intuición de invertir en tecnología. Pero además, también trabajaban con inversores e incluso ellos mismos habían llegado a participar en algunas empresas del sector. Así que eran la mejor opción para Steve Jobs y Steve Wozniak para dar a conocer su producto y también era el mejor escaparate para encontrar inversores.

Así que Wozniak se enfundó en un traje con chaqueta y corbata y Jobs se puso su habitual pantalón vaquero, con dobladillo y chanclas. Empaquetaron todos los componentes del prototipo del Apple II el cual aún no tenía su fantástica carcasa y por lo tanto todos los cables estaban por fuera, y también se llevaron una televisión pequeña en color JVC y un reproductor de casete. Con todo este equipaje se fueron directos a las oficinas de Regis McKenna. Habían conseguido una reunión con los directivos de la empresa y algunos inversores, era su gran oportunidad.

Visualicemos por un momento la escena. Una típica habitación de reuniones llena de gente con traje esperando a ver la nueva maravilla tecnológica para decidir si invertir en ella o no. De repente, dos jóvenes entran, uno con traje y otro en pantalón vaquero con chanclas, llevando consigo un aparto electrónico con los cables por fuera, un radiocasete y una televisión a color. Nos podemos imaginar la cara de incredulidad de todos los presentes. La cosa no podía ir peor, algo muy increíble tendría que salir de este televisor para convencerles.

Así que Wozniak empezó a conectar todos los componentes del Apple II mientras Steve Jobs contaba un poco de qué trataba todo eso. Una vez conectado, cargaron desde el radiocasete un programa. Ese programa no era nada y nada menos que el Juego de la Vida de Conway. Este programa no es realmente un juego sino más bien una simulación de autómatas celulares creado por John Horton Conway en 1970 y publicado en al revista Scientific American. Este juego trata de la evolución de células digitales en un tablero las cuales dependen de sus vecinas para sobrevivir o no dentro del juego. Aquí hay más información sobre este fascinante pero muy geek Juego de la Vida. En el siguiente video se muestra la ejecución de dicho juego en un Apple IIe.

En definitiva, los incrédulos inversores sólo veían unos pixeles en la pantalla cambiando de forma y color sin aparente sentido, mientras Steve Jobs y Steve Wozniak estaban realmente emocionados realizando la presentación. Definitivamente, quizás no fue una buena idea mostrar este juego ya que la gente que había en esa sala no comprendía o no eran tan geeks como los dos chicos de Apple. Hubiera sido más efectiva una demostración que mostrara por ejemplo, gráficas de bolsa, histogramas, etc.

Aunque la reunión fue todo un fracaso desde el punto de vista de los inversores, Regis Mckeena se quedó con algo interesante. Estos chicos habían creado un ordenador que cabía en un escritorio, programable y sobre todo en color. Esto era nuevo así que decidió echarles una mano. Steve Jobs incluso llegó a ofrecerle el 20% de las participaciones de Apple, pero McKenna lo rechazó (como él mismo dice, el mayor error de su vida , uno de los mayores errores después del cometido por Ron Wayne). Regis McKenna y Apple comenzaron una larga y estable relación. Ellos crearon por ejemplo su primer logotipo de (la manzana mordida con colores) y les ayudaron también con las primeras campañas de marketing. Estamos seguros que muchas de las personas que estuvieron presente en esa demo del Juego de la Vida nunca olvidarán que tenían en frente la mayor y mejor inversión de toda su carrera.

Talvez le guste...

Posts populares

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.