Comunicación Estratégica y metadatos

Estrategia y metadatos

Comunicación estratégica y los metadatos generan un nuevo paradigma en la toma de decisiones.

Es de suma importancia que existan canales de comunicación eficientes dentro de cualquier compañía u organización. Canales que permitan disponer de información que pueda ser utilizada por los colaboradores o empleados para lograr objetivos de manera rápida y eficiente. Pero ¿que se hace con los metadatos? ¿es posible organizar los metadatos? ¿Son de utilidad estratégica?

Información  y datos

Un dato es la parte mínima dentro de una cadena de información, la información no es más que un conjunto de datos con un contexto propio, por ejemplo: 4 manzanas.  Con esta información sabemos que existen 4 unidades de manzanas y no de naranjas. Posiblemente esta información sea más que suficiente para tomar alguna decisión. En la practica, con esta información, un sujeto puede decidir comer 1 manzana diaria durante los próximos 4 dias.

Si aplicamos este principio dentro de una empresa, veremos que en todo momento la información fluye. De manera interna (como puede ser entre departamentos -contable, recursos humanos, etc.), externamente (adquirir compras de otros proveedores, ventas, etc). Esta información se cruza, regresa, se transforma, se aplica, incluso se descarta.

La administración y distribución de esta información puede ser tan básica (bítacoras, formas impresas, registro en papel) o muy sofisticadas (bases de datos, blockchains, etc). Igual las herramientas que utilicen para compartir y disponer de la información.

Es bien sabido que con información estratégica se pueden tomar decisiones estratégicas.  Y es sorprendente saber que hay muy pocos directores que toman decisiones en base a la información estratégica.

¿Qué es estrategia?

El ser humano sobrevivió (y sobrevivirá) gracias a su cerebro estratégico. Debido a ello, el ser humano pudo prever acontecimientos y tomar acciones en el presente para sobrevivir en el futuro. El ser humano fue capaz de almacenar ciertos insumos como granos y otros materiales que le permitieron sobrevivir al invierno para volver a sembrar, cultivar y cosechar en la primavera y en el verano.  Ningún otro ser en la tierra pudo prever de manera consciente estos acontecimientos y utilizarlos para su sobrevivencia.

Un ejemplo estratégico muy simple: una persona abre la ventana y se encuentra con un cielo nublado. Esa persona infiere que puede llover, por lo que decide tomar un impermeable y un paraguas y llevarlo. Más tarde se cumple la predicción y comienza a llover. Esa persona está mejor protegida contra la lluvia. Eso es parte del pensamiento estratégico, pero no es su único componente.

La estrategia puede componerse de:

  • Análisis de situación
  • Comparación
  • Anticipación
  • Comunicación
  • Implementación
  • Medición
  • Resultados

Sin embargo ninguno de esos componentes están subordinados a la estrategia. Hay estrategas que basan  sus acciones en su intuición. La intuición en muchas ocasiones  proviene de la experiencia (análisis de la situación, pero aun asi omite los siguientes componentes de la estrategia).

Un estratega que no tiene experiencia puede equivocar sus predicciones o conclusiones. Muchos casos así hay en la historia de las guerras en la humanidad (Napoleón Bonaparte nunca había experimentado un invierno en Rusia, muy diferente a los inviernos en Europa Central, lo que resultó en una de las derrotas memorables de este estratega por definición).

Para caso practico, podríamos definir estrategia como el conjunto de análisis, acciones y mediciones que se implementarán para obtener un resultado determinado.

¿Qué es un metadato?

Un metadato del griego μετα, meta, ‘después de, más allá de’​ y latín datum, ‘​lo que se da’, «dato». Son datos que describen datos, es decir, información generada a través de datos. Veamos un ejemplo práctico, retomemos el ejemplo de las manzanas, pero con una amplitud  mayor de datos.  Existe la siguiente información:

  • 3 manzanas
  • 4 naranjas
  • 2 mangos
  • 6 duraznos

Esta estructura de datos nos dice, a lo mucho, que una persona tiene cierta cantidad de frutas.  Si aplicamos un contexto: “Hoy en la mañana tenía 10 frutas de cada una y después de la jornada de venta solo me sobraron estas frutas”, podemos inferir que la fruta más vendida es el mango, dado que sobraron 2 unidades.

En este ejercicio concluimos que  la fruta que mejor se vende es el mango. Este dato se obtiene de todo el contexto de información: las ventas, el inventario antes de la venta, el inventario al final de la venta.  Y durante N días podemos analizar cómo se comportan las ventas y al final de un periodo determinar cuál es la fruta que se vende más y cuál es la que se vende menos.

comunicación estratégica y metadatos

Estos metadatos son importantes en la toma de decisiones.  Sí, además, tenemos más contexto -por ejemplo, es temporada de calor-  sabremos que en los meses más calurosos tendremos más posibilidad de vender determinadas frutas.  Y de igual forma, sabremos cuales son las que menos se venden, así decidimos que esa fruta la invertiremos en menores cantidades durante la temporada de calor.

Esto ejemplifica cómo la información siempre produce más información. La actividad humana se basa en ello: producir información que, contextualizada adecuadamente, nos permita tomar mejores decisiones.

Podemos tomar otras definiciones clásicas/contemporáneas de metadatos. Sin embargo, todas desembocan en el mismo sentido: segmentos de información generados por información. Es decir: información después de, como etimologicamente se indica.

Lo curioso es que los metadatos se generan a partir de un contexto o un intervalo semántico: aquello que le da sentido.

Y aquello que le da sentido puede ser el todo: los metadatos no tienen nunca un límite estructural ni temporal que  determina si el metadato se crea o no. Podemos tener metadatos que en el presente no nos sirvan de mucho, sin embargo, en el futuro pueden ser útiles, ya sea por el volumen (por ejemplo, las tendencias de uso en redes sociales, que por volumen pueden determinar con qué segmento político cierta población se identifica) o por el contexto en sí (antes de la pandemia había información que teníamos pero que no era práctica. La pandemia modificó el contexto y permitió utilizar metadata).

¿Se pueden almacenar los metadatos?

La respuesta es simple: Si. Gracias a nuevas tecnologías como NoSQL.  El por que y el para que lo debe de determinar cada organización. Y cada organización deberá de jerarquizar la forma en como debe de organizar y almacenar sus metadatos.

Esta organización de metadatos deberá de estar subordinada a las acciones estratégicas que se lleven a cabo. La comunicación estrategica y metadatos deben de estar disponibles todo el tiempo

Comunicación estratégica y metadatos

Como se ejemplifico, el contexto determina el uso de los metadatos. Si nosotros somos capaces de moldear una realidad -anticiparemos- el resultado y el flujo de información, data y metadatos.  Debemos ser muy claros en lo que queremos lograr y en el planteamiento de objetivos.  De tal forma que moldear la realidad vaya de acuerdo con la realidad.

Obtener y analizar metadata también tiene que ver con la experiencia. De nada nos sirve tener datos que no entendemos, ergo, de nada nos sirve tener metadatos que son incomprensibles. La experiencia permitirá utilizar con más precisión los datos y metadatos.  Es por ello que debemos hacer comparaciones sistemáticas en una línea de tiempo determinada. Así analizaremos con rigor y precisión lo que ha ocurrido.  El pensamiento estratégico debe de ser un hábito que nos permita analizar, anticipar y lograr metas de la mejor manera posible.

1 pensamiento sobre “Comunicación Estratégica y metadatos”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *